Cultura

Un hueco en la política cultural – Proceso


CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Ya sólo faltan siete meses para que termine el periodo presidencial del morenista Andrés Manuel López Obrador, y la gestión gubernamental de las artes visuales, además de carecer de un política cultural de Estado que guíe su devenir y operar sin procedimientos de rendición de cuentas, sigue ostentando modelos neoliberales que, paradójicamente, contradicen el discurso del presidente de la nación.

La relación que ha tenido este sexenio con el mercado del arte ha sido tan evidente como parcial. Empezó con el nombramiento que hizo el presidente López Obrador, en abril de 2019, del postconceptualista Gabriel Orozco como coordinador del costoso proyecto Chapultepec. Naturaleza y Cultura. Seleccionado sin un concurso previo, Orozco, además de carecer de experiencia profesional en proyectos urbanísticos, tiene una vinculación estrecha con la galería mexicana Kurimanzutto, ya que fue el creador de su concepto y pertenece a su establo.

La relación y resonancia entre el mercado galerístico y la participación de Gabriel Orozco en el proyecto de Chapultepec, se evidenció el jueves 9 de febrero de este 2023 cuando, durante la Semana Ferial del Arte de la Ciudad de México que encabeza la feria mexicana de arte contemporáneo Zona Maco, el artista, acompañado por los propietarios y personal de la Kurimanzutto, realizó una visita guiada para invitados especiales a la calzada flotante que diseñó para unir la primera y la segunda secciones del Bosque de Chapultepec.

El vínculo de la gestión gubernamental con el mercado del arte contemporáneo se manifestó también en julio cuando, en el contexto de la participación de México en la 60 edición de la Bienal de Arte de Venecia, la titular de la Secretaría de Cultura federal, Alejandra Frausto, sostuvo un encuentro con el director del Sector de Artes Visuales de la Bienal, Adriano Pedrosa, en el que también participó José Kuri, uno de los propietarios de la galería Kurimanzutto. Y si bien la cercanía con el mercado es cuestionable, lo es aún más la preferencia por un solo comercio.

El Instituto Nacional de Bellas Artes, bajo la titularidad de Lucina Jiménez, también ha permitido la relación entre el mercado y la institución. Desde 2019, la directora del Museo Tamayo Arte Contemporáneo, Magali Arriola, colabora profesionalmente con la feria Art Basel Miami Beach y, actualmente, el museo presenta una muestra del artista Petrit Halilaj (Kosovo, 1986) que pertenece al establo Kurimanzutto. ¿Qué valores y criterios museísticos sustentan su presencia en el recinto financiado con presupuesto público?

Creado por el presidente priista y neoliberal Carlos Salinas de Gortari, el Sistema Nacional de Creadores de Arte es un programa que desde su inicio, en 1993, requiere evaluación y reestructuración. Sin una política cultural que defina la pertinencia social de financiar la creación contemporánea y sin un programa que incida en la difusión y consumo de las obras producidas, el sistema se ha convertido en un objetivo perjudicial y mediocre para los artistas. Si fuera funcional, las representaciones que desde 2007 ha tenido México en la Bienal de Venecia se habrían basado en propuestas de artistas pertenecientes al sistema. Y en lo que concierne a los apoyos eméritos de permanencia vitalicia, es objetable que se otorguen a los beneficiados con el Premio Nacional de Arte, ya que los artistas, a diferencia de los ciudadanos que colaboran para obtener su pensión, no han tenido aportaciones económicas que justifiquen el beneficio.

La ausencia de una política eficiente para las artes visuales, que atienda no sólo la creación y la vinculación con el mercado, sino, también, la comprensión de la innovación ha derivado en una elitización del arte contemporáneo que no responde a la accesibilidad democrática que debe tener toda expresión cultural.





Source link

Andres Castro

Sumergido en el abrazo apasionado de las palabras, soy Andrés Castro, un Autor Bloguero que teje historias que vibran con la esencia de la vida. Mi travesía en la Universidad Francisco de Vitoria moldeó mi pluma con una paleta de colores ecléctica. Como un cronista moderno, mis escritos surcan desde los campos deportivos hasta los motores rugientes del automovilismo, desde la vanguardia tecnológica hasta el latido constante del mundo de los negocios, y desde las raíces culturales hasta los horizontes de la creatividad. Cada palabra es un pincelazo de autenticidad, tejido con el hilo de la transparencia. Únete a mí en esta travesía donde las páginas se convierten en lienzos de emoción, donde el deporte comparte espacio con la velocidad, donde los engranajes de la tecnología se conectan con el fluir de los negocios y donde la cultura se despliega como una paleta de colores infinita.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button