Medio ambiente

El IAPH elabora un inventario de ‘saberes tradicionales’ para frenar los efectos del cambio climático – juntadeandalucia.es


Generación tras generación los habitantes de las zonas costeras han sabido cómo construir y mantener diques y barreras naturales para proteger sus tierras de las inundaciones y la erosión, y quienes dependen de la agricultura, a seleccionar cultivos resistentes a la sequía, adaptados a las condiciones climáticas locales. Estos conocimientos vernáculos son la base de un nuevo estudio promovido por el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), dependiente de la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte, que pretende definir estrategias para minimizar las consecuencias adversas derivadas del cambio climático.

Para ello, este organismo está elaborando un inventario del patrimonio inmaterial asociado a los paisajes históricos culturales y urbanos de Andalucía, en el que se reúnen conocimientos y prácticas tradicionales con valores compartidos de sostenibilidad y biodiversidad. En este registro se localizan saberes relacionados con la pesca sostenible, el manejo del bosque mediterráneo, la saca de corcho, la apicultura o la producción y el uso de la cal y del carbón vegetal, entre otros. Se pueden encontrar también la trashumancia, la selección de razas de animales resistentes a las condiciones climáticas extremas y la gestión sostenible del pastoreo, además de las técnicas constructivas tradicionales como los balates de piedra seca para el mejor aprovechamiento de los cultivos en terrazas.

Con la identificación de estas experiencias compartidas se pretende preservar los paisajes culturales andaluces más representativos, al ofrecer soluciones para su adaptación ante los efectos perjudiciales del cambio climático. Una vez identificados, se valorará el potencial de los conocimientos tradicionales para hacer frente a los efectos negativos del cambio climático. De esta forma, estos conocimientos y prácticas se convertirán en los principales guardianes de lugares que tienen un valor cultural y ecológico significativo.

Entre los paisajes culturales incluidos en este inventario se encuentran el paisaje Molinero del Barranco de Huebro en Níjar (Almería), el paisaje Molinero de Patrite (Cádiz), el paisaje vitivinícola de Montilla (Córdoba), el paisaje de Guadix y Purullena (Granada), el Paisaje pesquero de Isla Cristina (Huelva), el paisaje Agrario de Pegalajar (Jaén), el paisaje del Agua de El Chorro (Málaga) o el paisaje Calero de Morón (Sevilla).

‘Paisajes Culturales, Conocimientos Tradicionales y Cambio Climático’ (PACTO) es una investigación liderada por el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, con la participación, entre otros, de personal investigador de las Universidades de Sevilla, Granada, Almería y Pablo de Olavide, la Asociación Andaluza de Antropología (ASANA), Jarife, Thap Thap, LaOficina Cultural y la Asociación Cultural Hornos de la Cal de Morón (Sevilla).

Esta iniciativa cuenta con el respaldo financiero de la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, a través de una convocatoria en régimen de concurrencia competitiva para la realización de proyectos que contribuyan a implementar el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático 2021-2030.



Source link

Miguel Romero

Sumergido en el río de palabras y pasión, soy Miguel Romero, un Virtuoso de la Escritura Digital que transforma letras en melodías de conocimiento. Mi paso por la Universidad Pablo de Olavide sintonizó mi pluma con la sinfonía del aprendizaje. Como un maestro de las letras, mis escritos se deslizan desde las pistas atléticas hasta los encordados de los deportes de combate, desde las aulas de educación hasta los ecosistemas del medio ambiente y desde los senderos del turismo hasta las maravillas del viaje. Cada palabra es una nota que resuena con autenticidad, tejida con el hilo de la transparencia. Únete a mí en este viaje donde las páginas se convierten en escenarios de emoción, donde la velocidad de los deportes se fusiona con la pasión de la lucha, donde el saber florece en el entorno educativo y donde la naturaleza nos llama a explorar, empaparnos y preservar.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button