Cultura

Mar del Plata cumple 150 años: dónde comenzó a escribirse la historia de La Feliz – EL Marplatense


Para aquellos que cada vez que vienen a Mar del Plata, aman recorrer lugares históricos y explorar todos los rincones de la ciudad, la consultora Brand Studio realizó un circuito por la ciudad que permite adentrarse en sus orígenes, recorrer su casco histórico y conocer su pasado.

Los orígenes

Este itinerario conecta el pasado con el presente y el futuro de Mar del Plata. El corazón mismo de Mar del Plata late alrededor de la Plaza San Martín y el centro cívico, financiero y comercial de la ciudad.

Muy cerca de allí comenzó a escribirse la historia de la ciudad con el saladero que dio origen al primitivo Puerto de Laguna de los Padres en las inmediaciones de Punta Iglesia.

La llegada del ferrocarril en 1886, el Bristol Hotel y la playa de enfrente que tomó su nombre dieron origen al balneario y a la actividad turística.

Ahora bien, toda historia necesita de personajes. Propulsores, como Pedro Luro y visionarios como don Patricio Peralta Ramos, que fueron algunos de los protagonistas claves para la construcción de Mar del Plata.

¿Listos para comenzar este viaje? La esquina de Peatonal San Martín y San Luis es el punto de partida de nuestro recorrido.

Microcentro

Sobre la Peatonal San Martín y las calles Rivadavia y sus adyacentes hay múltiples galerías comerciales, infinidad de negocios de todo tipo, salas de cine y teatro, cafés y restaurantes de exquisitas especialidades, y los principales bancos.

Los amantes de la arquitectura tendrán que prestarle mucha atención al Palacio Árabe, del arquitecto V. Brodsky (Córdoba 1681) y al edificio Galería Rivadavia, del arquitecto Antonio Bonnet (Rivadavia esquina San Luis).

Catedral y plaza de noche.

La Plaza San Martín – que es la principal de la ciudad – cuenta con importantes obras escultóricas como “India Encadenada”, “Perros Perdiceros”, la fuente “El triunfo de la luz”, entre otras, algunas de ellas centenarias.

En la rotonda central, se encuentra el Monumento al General José de San Martín, uno de los pocos en la República Argentina que lo representa en los últimos años de su vida.

Frente a la Catedral, sobre la Peatonal San Martín, está ubicado un pintoresco calendario que indica cada día la fecha exacta y es la foto perfecta de comprobación de la estadía en Mar del Plata.

En la misma manzana está el Palco de los músicos, escenario original, donde cada domingo en 1887 la banda municipal interpretaba su música para la comunidad. También ornamentan la Plaza dos copones que formaban parte de la Rambla Bristol en 1913.

El edificio Palacio Árabe, de San Martín y Córdoba, en la ciudad de Mar del Plata.

Se destaca en la intersección con calle Mitre la Catedral de los Santos Pedro y Cecilia. De estilo neogótico, fue proyectada por el arquitecto Pedro Benoit y construida entre 1892 y 1905 con donaciones de las familias veraneantes. Siendo basílica y sede de la Diócesis de Mar del Plata, se destacan en su interior la magnífica araña central de cristal de Baccarat y bronce –que presidió el salón comedor del Bristol Hotel–, los finísimos vitraux traídos de Francia, el órgano de procedencia italiana y la exquisita réplica de “La Piedad” de Miguel Ángel en el atrio. La cripta debajo del altar mayor, guarda una reliquia de la Santa Cruz y los restos de varios Santos Mártires y del primer Obispo de la ciudad.

Siguiendo con el paseo llegamos a la Diagonal Pueyrredon, que se extiende entre San Martín y la avenida Independencia y es conocida por los marplatenses como Diagonal de los Tilos. En ese lugar se encuentra una de las Ferias de Artesanos con las que cuenta la ciudad. Ahí, muchos artesanos y artistas exhiben sus productos y trabajos. Esto hace que sea uno de los lugares más elegidos a la hora de comprar un souvenir de la ciudad.

Catedral Mar del Plata.

Es importante destacar que esta diagonal, está íntimamente relacionada con la historia marplatense a través del arroyo Las Chacras –que corre entubado por debajo–y el saladero ubicado a sus orillas.

Al llegar a la calle Yrigoyen, entre San Martín y avenida Luro, se destacan dos edificios de arquitectura singular. Uno es el Teatro Colón, con su típica fachada neocolonial y su interior ricamente ornamentado con motivos moriscos. Cuenta con una vasta y variada programación cultural.

El otro es el Palacio Municipal: la sede político-administrativa del Municipio de General Pueyrredon. Proyectado por el arquitecto Alejandro Bustillo, su aspecto exterior es de un palacio florentino del Renacimiento Italiano con una torre con reloj de cuatro caras.

La Avenida Pedro Luro lleva el nombre del gran propulsor de Mar del Plata. Siendo una vía rápida intensamente comercial, une la Ruta Nacional 226 con el mar.

Loma Santa Cecilia

La Capilla Santa Cecilia.

Tomando la calle Córdoba hasta la altura del 1300 se puede conocer la Capilla Santa Cecilia, erigida por el fundador de Mar del Plata en 1873 como homenaje póstumo a su esposa. Este lugar es Monumento Histórico Nacional.

Por estar emplazada sobre una loma, la punta de su torre se divisaba desde muy lejos e indicaba la cercanía del muelle del primitivo Puerto de Laguna de los Padres. De allí surge la denominación de Punta Iglesia.

Sobre Córdoba y su paralela Santiago del Estero entre la Diagonal Alberdi y el Boulevard Marítimo, la Loma Santa Cecilia conserva algunas pintorescas residencias de distinta antigüedad que reflejan momentos brillantes de la arquitectura marplatense.

Ya en la costa, desde el Paseo Alfonsina Storni -en lo alto de la Loma Santa Cecilia- se puede apreciar una espectacular panorámica de 30 kilómetros marítimos hasta las playas de Mar Chiquita, al Norte.

Punta Iglesia

Hacia el Sur, trescientos metros más adelante, también aparece una postal muy instagrameable: Punta Iglesia, la Plaza de las Américas, el Puente Peatonal Dr. Arturo Illía, las playas céntricas, el Torreón del Monje y Cabo Corrientes.
Punta Iglesia, un lugar emblemático de la historia marplatense.

Siguiendo el mismo rumbo, los Espigones de Punta Iglesia y del Club de Pescadores, son dos de los puntos preferidos de los amantes de la pesca durante todo el año.

El paseo continúa con la vista magnífica de la bahía que conforman las Playas Popular, Bristol, de los Pescadores y Las Toscas hasta el Torreón del Monje. La Playa Bristol lleva el nombre del primer hotel turístico que, frente a ella, transformó en balneario al primitivo pueblo de Mar del Plata: el Bristol Hotel inaugurado en 1888. A esta altura del Boulevard Marítimo nace la Peatonal San Martín.

La Rambla

Un clásico paseo en Mar del Plata.

Llegando casi al final del recorrido, nos encontramos con el atractivo clásico por excelencia de Mar del Plata: La Rambla.

Sus extensos veredones recorren el Complejo Casino – Hotel Provincial, y la Plazoleta Armada Argentina, donde se encuentra el Monumento a los Lobos Marinos presidiendo las escalinatas que bajan hasta la arena. ¡Nadie puede irse de mar del Plata sin sacarse una foto al lado de ellos!

El tradicional edificio del Casino Central alberga una sala de juegos de dimensiones excepcionales con ruleta, punto y banca, black jack, poker, dados y máquinas tragamonedas.

El Hotel Provincial es otro ícono de la actividad turística marplatense. Sobre el Boulevard Marítimo, frente al Complejo, se suceden la Plazoleta de las Provincias Argentinas, la Plaza del Milenio y la Plaza Colón.

Para más información de todas las actividades que podés realizar en la ciudad visitá www.turismomardelplata.gob.ar.

Fuente: Clarín.





Source link

Andres Castro

Sumergido en el abrazo apasionado de las palabras, soy Andrés Castro, un Autor Bloguero que teje historias que vibran con la esencia de la vida. Mi travesía en la Universidad Francisco de Vitoria moldeó mi pluma con una paleta de colores ecléctica. Como un cronista moderno, mis escritos surcan desde los campos deportivos hasta los motores rugientes del automovilismo, desde la vanguardia tecnológica hasta el latido constante del mundo de los negocios, y desde las raíces culturales hasta los horizontes de la creatividad. Cada palabra es un pincelazo de autenticidad, tejido con el hilo de la transparencia. Únete a mí en esta travesía donde las páginas se convierten en lienzos de emoción, donde el deporte comparte espacio con la velocidad, donde los engranajes de la tecnología se conectan con el fluir de los negocios y donde la cultura se despliega como una paleta de colores infinita.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button