Religión y Espiritualidad

¿Qué fue la Doctrina del Descubrimiento que impulsó la Iglesia para justificar el colonialismo? – National Geographic España


Cómo la Doctrina del Descubrimiento se convirtió en ley

A medida que los exploradores se adentraban en el Nuevo Mundo, la bula papal y la idea de terra nullius se fundieron en un concepto jurídico conocido como la “Doctrina del Descubrimiento”. El concepto hizo metástasis entre los siglos XV y XIX y a las prácticas de los conquistadores hispanos se adhirieron otros estados como Portugal, Francia, Inglaterra u Holanda. Con el tiempo, escribe el historiador jurídico Robert J. Miller, la doctrina tuvo una “aplicación mundial”.

La doctrina se utilizó para justificar todo, desde la toma de posesión europea de la mayor parte del hemisferio occidental hasta las tácticas coercitivas utilizadas por los misioneros allí. Aunque el Papa Pablo III prohibió en 1537 la esclavización de los pueblos indígenas y la confiscación de sus bienes, el edicto fue a menudo ignorado.

Incluso países no católicos como Inglaterra encontraron inspiración y justificación en la doctrina, según señaló el Comité de la Verdad y la Reconciliación de Canadá en su informe final de 2015. Al combinar la idea del cristianismo como fuerza “civilizadora” con el concepto de que los indígenas “simplemente ocupaban, en lugar de poseer, la tierra”, escribe el comité, Inglaterra, Francia y Holanda se unieron a Castilla y Portugal en una toma de posesión cristiana aparentemente justificada del Nuevo Mundo.

Con el paso de los años, la Doctrina del Descubrimiento se abrió paso en la legislación nacional de Estados Unidos. En el caso Johnson contra M’Intosh (una decisión del Tribunal Supremo de 1823 relacionada con una disputa sobre una parcela de tierra Piankeshaw en lo que hoy es Illinois) el tribunal consideró que los nativos americanos no tenían derechos sobre la tierra debido a la doctrina. La religión y el carácter de los nativos americanos, escribió el presidente del Tribunal Supremo, John Marshall, eran inferiores al “genio superior” de los europeos.

Impulsados por la doctrina y las justificaciones legales que ofrecía, los funcionarios se movilizaron para convertir a los nativos al cristianismo y obligarlos a la asimilación. En el Canadá de los siglos XIX y XX, 150 000 niños indígenas fueron separados de sus familias y obligados a asistir a más de 130 internados en todo el país. Alrededor de la misma época, en Estados Unidos, cientos de miles de niños indígenas también fueron inscritos a la fuerza en al menos 367 escuelas de este tipo en todo el país. Brutales y a menudo mortales, las escuelas despojaron a los niños de su lengua, su cultura y sus comunidades.

El legado de la Doctrina del Descubrimiento

Sin embargo, en los tiempos modernos ha crecido la resistencia a la doctrina del descubrimiento como concepto jurídico. Encabezado por activistas indígenas, el movimiento para repudiar y eliminar la doctrina ha provocado demandas, protestas e incluso una conferencia de las Naciones Unidas en 2013 que denunció la doctrina como la raíz “vergonzosa” de la actual marginación de los pueblos indígenas en todo el mundo.

Los grupos eclesiásticos también se han unido al creciente movimiento; denominaciones como la Iglesia Unida de Cristo, la Iglesia Episcopal, la Iglesia Menonita, la Iglesia Metodista Unida y la Iglesia Anglicana de Canadá han repudiado la doctrina.

Sin embargo, la encíclica emitida por el Papa Alejandro VI hace medio milenio nunca ha sido revocada formalmente, y sólo un Papa católico puede dar ese paso tan simbólico.

Una anulación formal tampoco puede deshacer los efectos de la doctrina que estableció. Un análisis realizado en 2011 reveló que el número de nativos americanos se redujo a la mitad a los pocos años de la llegada de Colón a las Américas y de la bula papal de Alejandro VI. Y siglos de ser tratados como inferiores han alimentado innumerables disparidades para los nativos en todo el mundo.

“Estas ideas religiosas se convirtieron en los cimientos de la supremacía blanca y del Destino Manifiesto que hoy nos ocupa”, dijo el profesor de religión de la Universidad de Syracuse (Estados Unidos), Philip Arnold, en un artículo publicado en enero.

La Era de la Exploración ha terminado. Pero aunque el Papa dé la espalda a la encíclica que ayudó a fomentar siglos de colonización, el legado destructivo de la Doctrina del Descubrimiento sigue vivo.  



Source link

Javier Ortiz

Navegando entre las corrientes de la información con pasión y destreza, soy Javier Ortiz, un Experto en Artículos Web que teje palabras con la intensidad de un golazo en el último minuto. Mi paso por la Universidad Antonio de Nebrija templó mi pluma con el calor del conocimiento. Como un cronista de la vida moderna, mis escritos surcan desde los campos de fútbol hasta los extremos del deporte, desde los engranajes de la economía hasta los laberintos de la política, y desde los misterios de la religión hasta las alturas de la espiritualidad. Cada palabra es un punto en la red, tejido con la fibra de la autenticidad. Únete a mí en este viaje donde las letras se convierten en senderos de emoción, donde el fútbol comparte espacio con la adrenalina, donde el motor económico se conecta con el engranaje político y donde la esencia humana encuentra su refugio en el vasto mar de la espiritualidad.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button