Atletismo

La primera atleta olímpica de España – El Debate



Nació el 4 de octubre de 1955 en Castelserás (Teruel) y falleció el 2 de enero de 2024 en Sabadell (Barcelona)

Carmen Valero Omedes

Atleta

Fue la primera mujer española que disputó unos Juegos Olímpicos (Montreal 1976) y fue doble campeona mundial de campo a través, también llamado cross, disciplina en la que también ganó ocho campeonatos nacionales.

Contó una vez Carmen Valero que ella era una mujer que corría. Había nacido para correr. Era su pasión y durante algunos años de su vida, especialmente los primeros, se convirtió en casi una obsesión.

Esta atleta aragonesa, criada en Cataluña, merece estar en esa lista de pioneros españoles que destacaron en el deporte cuando nadie lo hacía y cuando parecía imposible hacerlo. Ángel Nieto, Manolo Santana, Severiano Ballesteros, Paquito Fernández Ochoa, Joaquín Blume, Federico Martín Bahamontes… y Carmen Valero.

Atleta por convicción, nació en Castelserás, un pequeño pueblo de Teruel que abandonó a los 15 días cuando su familia se trasladó a Cerdanyola del Vallés, en el extrarradio de Barcelona, porque a la hermana de Carmen le surgió un problema de salud.

Valero construyó en las calles de la localidad catalana su primera identidad como atleta. «Correr era una necesidad para mí, es como si fuera un tatuaje», recordó. Y eso explica toda su vida, especialmente la década de los setenta del siglo pasado. Cuando sus padres se dieron cuenta de que Carmen tenía condiciones para dedicarse de forma profesional al deporte se trasladaron a Sabadell, donde había más oportunidades de destacar.

Con 12 años corrió la Jean Bouin, mítica prueba de Barcelona, pero no figuró nunca su nombre allí porque usó el de una amiga –Teodora Rodríguez– ya que ella no podía competir en categoría senior.

Valero comenzó a dejar su nombre en la historia del atletismo español en 1972 cuando participó en el Cross de las Naciones de Cambridge. Tres años después consiguió su primera medalla, un bronce en el mundial de campo a través en Rabat. Era solo el inicio de una carrera brillante en la que acabó ganando dos oros mundiales, en 1976 y 1977 en Chepstow (Gales) y Düsseldorf (Alemania) respectivamente. Carmen Valero fue referente de una España que se abría camino en el mundo.

Carmen Valero consiguió la cifra récord de ocho títulos nacionales de campeona de cross (1973, 1974, 1975, 1976, 1977, 1978, 1981 y 1986) y compatibilizó las pruebas de campo con las de medio fondo de pista. Fue además campeona nacional de 1.500 en los años 1973 y 1977 y al aire libre dominó durante años las distancias de 800, 1.500 y 3.000. En el 800 sumó tres Campeonatos de España (1974, 1975 y 1976), en el 1.500 siete entorchados consecutivos (1972 a 1978) y cuatro en el 3.000 (1974, 1975, 1976 y 1978).

Todo ello le hizo ser una atleta reconocida y querida en la España de aquellos años, aunque acabó siendo siempre recordara por ser la primera atleta española en competir en unos Juegos Olímpicos. Fue en los de Montreal 1976, en los que dejó ya su legado para siempre.

Ya retirada –y tras varias tensiones en los últimos años de su carrera con los dirigentes de la Federación de Atletismo– participó en numerosos foros contando su historia, la de la primera mujer española que fue olímpica y que abrió camino a tantas otras. Fue además directiva de la Federación, vicepresidenta del CN Sabadell, localidad en la que siempre vivió, y alternó su trabajo privado en un banco con la participación en importantes maratones. Con 44 años hizo el de Nueva York y con 46 el de Madrid.

Carmen Valero recibió en vida numerosos galardones y homenajes. En 2001 fue elegida mejor atleta española del siglo XX de la Asociación Española de Estadísticos de Atletismo, galardón que compartió con Fermín Cacho. También tiene la medalla de plata de la Real Orden al Mérito Deportivo.

Carmen Valero, que en 1980 se casó con el atleta José Antonio Mellado, durante años su entrenador y con el que tuvo una hija, falleció el 2 de enero a los 68 años de edad como consecuencia de un derrame cerebral sufrido días antes y por el que estaba ingresada en cuidados intensivos.



Source link

Miguel Romero

Sumergido en el río de palabras y pasión, soy Miguel Romero, un Virtuoso de la Escritura Digital que transforma letras en melodías de conocimiento. Mi paso por la Universidad Pablo de Olavide sintonizó mi pluma con la sinfonía del aprendizaje. Como un maestro de las letras, mis escritos se deslizan desde las pistas atléticas hasta los encordados de los deportes de combate, desde las aulas de educación hasta los ecosistemas del medio ambiente y desde los senderos del turismo hasta las maravillas del viaje. Cada palabra es una nota que resuena con autenticidad, tejida con el hilo de la transparencia. Únete a mí en este viaje donde las páginas se convierten en escenarios de emoción, donde la velocidad de los deportes se fusiona con la pasión de la lucha, donde el saber florece en el entorno educativo y donde la naturaleza nos llama a explorar, empaparnos y preservar.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button