Medio ambiente

Cómo rastrear el progreso climático como un operador de mercado – Bloomberg Línea Latinoamérica


Bloomberg — Los países publican con frecuencia números que son importantes para relativamente pocas personas en el planeta. El informe mensual de empleo de Estados Unidos, un dato que Wall Street utiliza para evaluar el estado de la economía, es un ejemplo.

Otro que la mayoría de la gente pasará por alto, a menos que esté en alguna lista de correo de la ONU sobre el clima, serán los Informes Bienales de Transparencia, que los países deben presentar antes de fin de año. Los informes bienales de transparencia pueden parecer aburridos, pero indican tanto sobre el destino del planeta a largo plazo como los datos económicos de los próximos trimestres.

Los informes mostrarán si los países están empezando a cumplir las promesas hechas en la COP28 del año pasado en Dubái, donde firmaron una larga lista de cosas para mantener el rumbo hacia el cumplimiento de los objetivos climáticos, incluida la “transición hacia el abandono de los combustibles fósiles”.

En el marco de los compromisos de reducción de emisiones, este año será la primera vez que muchos países presenten una contabilidad completa de sus emisiones y acciones climáticas. Y lo que es más importante, los informes estarán más normalizados y serán más fáciles de comparar, lo que hará realidad el sueño de muchos contables del carbono.

Simon Stiell, responsable de Cambio Climático de la ONU, ya está ansioso por ver el resultado. El 2 de febrero, en un discurso pronunciado en Azerbaiyán, país anfitrión de la COP29 de este año, Stiell afirmó que los BTR ayudarán a elaborar “el primer informe de progreso de los países sobre su aplicación del Acuerdo de París” que se firmó en 2015.

Esto es importante porque, aunque todas las grandes economías se han comprometido a alcanzar las emisiones netas cero en décadas, también están muy lejos de cumplir esos objetivos. Por tanto, aunque las ambiciones declaradas de estos países puedan cumplir uno de los principales objetivos de París de mantener el calentamiento por debajo de los 2ºC, esto sólo ocurrirá si aplican medidas para reducir las emisiones. Los BTR mostrarán si están realizando algún progreso real en este sentido.

El discurso de Stiell en Bakú fue el pistoletazo de salida del calendario de la diplomacia climática de este año. Y como gran parte del trabajo que realizan los países bajo las directrices de la ONU es de procedimiento, adoptó una táctica diferente para explicar la importancia del trabajo, aburrido pero importante. Stiell expuso una visión de cómo sería un mundo mucho mejor en 2050 si se alcanzara el objetivo de cero emisiones netas, y luego recorrió los años 2030, 2025 y finales de 2024 para mostrar todos los pasos que deben darse para que esa visión se haga realidad.

El discurso fue bien recibido por los expertos en clima. “Fue un encuadre inteligente y necesario”, dijo Kingsmill Bond, estratega energético de la organización climática sin ánimo de lucro RMI. “Esto me da energía para el año que viene”, afirmó Laurence Tubiana, directora de la Fundación Europea del Clima y una de las artífices del Acuerdo de París. El “discurso marca el tono que necesitamos para los próximos dos años”, afirmó Agnes Appiah-Hall, directora de campañas mundiales de 350.org.

Sin duda, seguirá habiendo grandes luchas. Por ejemplo, en la COP29 los países desarrollados deben acordar un nuevo objetivo de financiación climática para los países en desarrollo. Tras tres años de retraso en el cumplimiento del objetivo anterior de 100.000 millones de dólares anuales de financiación para el clima, los países en desarrollo buscarán un objetivo mucho mayor. Los países desarrollados, que deben hacer frente a elevados pagos de la deuda, sin duda se opondrán.

Pero incluso las cosas de procedimiento son difíciles de hacer. “ONU Cambio Climático cruje ahora bajo el peso de los procesos y flujos de trabajo encomendados”, dijo Stiell en el discurso de clausura de la COP28 en Dubái en diciembre. “Nuestro presupuesto está financiado a menos de la mitad”. El organismo de la ONU busca un aumento del 40% de su presupuesto básico -hasta 88 millones de euros (95 millones de dólares) para los próximos dos años- dadas las exigencias adicionales de los países para cumplir los compromisos adquiridos en los últimos años.

El mundo se enfrenta a un gran número de problemas y a crecientes divisiones. Y, sin embargo, al menos en lo que se refiere a lo que hay que hacer para atajar el cambio climático, hay más acuerdo que desacuerdo. Aún así, esos acuerdos deben convertirse en medidas concretas, y sólo entonces la tarea de contabilizar esas medidas a través de los BTR mostrará avances.

“La acción por el clima se encuentra en una fase difícil: crisis geopolítica, falta de multilateralismo, aumento de las subvenciones a los combustibles fósiles, soluciones tecnológicas limitadas”, dijo Tubiana. “Frente a todo esto, Simon Stiell propone un futuro deseable”.

Akshat Rathi escribe el boletín Zero, que analiza la carrera mundial para reducir las emisiones que calientan el planeta. Su libro Climate Capitalism se publicará en Estados Unidos el 12 de marzo.

— Con la asistencia de Laura Millan.

Lea más en Bloomberg.com



Source link

Miguel Romero

Sumergido en el río de palabras y pasión, soy Miguel Romero, un Virtuoso de la Escritura Digital que transforma letras en melodías de conocimiento. Mi paso por la Universidad Pablo de Olavide sintonizó mi pluma con la sinfonía del aprendizaje. Como un maestro de las letras, mis escritos se deslizan desde las pistas atléticas hasta los encordados de los deportes de combate, desde las aulas de educación hasta los ecosistemas del medio ambiente y desde los senderos del turismo hasta las maravillas del viaje. Cada palabra es una nota que resuena con autenticidad, tejida con el hilo de la transparencia. Únete a mí en este viaje donde las páginas se convierten en escenarios de emoción, donde la velocidad de los deportes se fusiona con la pasión de la lucha, donde el saber florece en el entorno educativo y donde la naturaleza nos llama a explorar, empaparnos y preservar.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button