Cultura

El autodiagnóstico de enfermedad mental en adolescentes, una moda que puede acabar en autolesiones o suicidio – COPE


‘Soy TOC’ o, incluso, ‘Soy Límite’; son autodiagnósticos que los especialistas están escuchando en las consultas de boca de adolescentes. Una moda “preocupante”, ha alertado la psicóloga clínica Maria Pilar Berzosa, que puede acabar en autolesiones o suicidio.

Es lo que en psicología se conoce como ‘profecía autocumplidora’, esto es, te crees algo y el cerebro te empieza a demostrar que lo tienes. Así, si tienes una manía y dices que tienes TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo) intensificarás inconscientemente esa manía y corroborarás que tienes un TOC.

Este fenómeno, conocido como ‘autoetiquetado’, es preocupante porque el nivel de influencia que tienen las redes sociales es multiplicador, ha relatado en una entrevista a Europa Press Berzosa, profesora del Grado en Psicología de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).

Una de las consecuencias de la era digital es que los menores están más expuestos que nunca a una gran cantidad de información sobre salud mental y se está observando, a partir de los quince años, cómo muchos se creen que tienen un trastorno.

“El diagnóstico más grave que estamos viendo es el Trastorno Límite de la Personalidad, que es un cuadro que incluso está acompañado muchas veces con autolesiones, trastorno alimentario, depresión”, ha relatado.

No se puede diagnosticar en la adolescencia, se diagnostica a partir de que la persona es adulta y “es muy grave”, ha indicado, “que se está viendo a adolescentes ir a una consulta y decir: yo soy límite”.

“Eso interfiere en el trabajo con la persona porque, primero, hay que quitárselo de la cabeza y es un problema enorme”, ha señalado.

Hasta los 21 años, como mínimo, el cerebro no está formado, entonces, es muy vulnerable a que todo lo que sucede se intensifique. Un autodiagnóstico de trastornos tan graves “vulnerabiliza muchísimo a la persona y las posibilidades de solución”.

Se trata de algo “que tiene solución”, pero, “con los que van a consulta”, ha afirmado preguntándose “qué hacen los que no van” y considerando si “tendrá eso que ver con el aumento de autolesiones y de ideación suicida y desesperanza”. “Pues también influirá muchísimo”, ha aseverado.

Para la salud mental “es una situación preocupante porque el exceso de información perjudica y los adolescentes es verdad que han naturalizado ir al psicólogo, ya no es de locos”, pero se está dando la situación de que “vienen con un autodiagnóstico y se retroalimentan entre ellos en grupos sociales”.

PLAN DE ACTUACIÓN

Para esta psicóloga clínica tendría que hacerse un plan educativo de detección de este tipo de problemática para que los centros, igual que hay un protocolo para el bullying, puedan actuar.

Si no lo hay, el profesor debe observar al niño, trasladarle la situación al orientador y ponerse en contacto con la familia: “Cuanto antes mejor, luego ya se decidirá si el niño está exagerando o hay que actuar”, ha destacado.

Berzosa ha puesto el acento en que “no se puede evitar afrontar esto porque, entre seis personas en las que no sea relevante tenemos uno que a lo mejor se suicida; así que ante un riesgo tan elevado nos tenemos que curar en salud en el colegio”.

En cuando a los padres recomienda observar los síntomas de alarma basados en los hábitos, por ejemplo, un incremento del uso de las redes, del móvil, anomalías con respecto al sueño, dejar de comer o comer en exceso, estar más agresivos o más inhibidos.

“Es que soy TOC”. Ante una afirmación así, Berzosa recomienda invitar a tener espíritu crítico: qué es eso, qué síntomas crees que tienes y, si es necesario, acudir a un profesional “para que nos diga si es esto o es una crisis asociada a la etapa adolescente”. Y que sean “profesionales sanitarios o clínicos, no vale un primo que es psicólogo deportivo”, ha pedido.

HACER UNA LISTA

Si un adolescente se siente mal la recomendación es: “Antes de ponerte una etiqueta haz una lista de los síntomas, observa durante un par de semanas cómo estás llevando tu vida, cómo estas comiendo, cómo estás durmiendo, si estás haciendo deporte, y si no hazlo, porque el deporte ya es una estrategia de salud mental, cómo estás concentrándote”.

“Intenta evitar redes y personajes que te quieran convencer de que tienes un trastorno, cuando ellos no son expertos; sé exigente con a quién van a hacer caso”.

Por último: “Usar las tecnologías para ver cosas positivas, porque estar viendo trastornos no te va a ayudar y, si tienes síntomas, es el momento de acudir a un especialista”.

Los problemas psicológicos, ha relatado, son coetáneos con cómo esté la sociedad en ese momento. Ahora, la moda es generalizar el que alguien es narcisista.

“Yo no sabría decir quién se lo inventa, alguien saca la moda de que todos son narcisistas, ya pasó con el estrés, con la depresión, estoy depre en vez de decir estoy triste, el caso es que se populariza”.

Frente a esto, cabe preguntar: “Qué estás diciendo, que es egoista, damos la alternativa con un sinónimo más adaptado”.

Una situación “desbordante” que se tratará en el Congreso Internacional ‘Prevención y tratamiento familiar para la mejora de la salud mental infanto-juvenil’, y en el que Berzosa es ponente.

CONGRESO INTERNACIONAL

Del 22 al 24 de febrero de 2024, de forma online y presencial, se celebrará el Congreso Internacional ‘Prevención y tratamiento familiar para la mejora de la salud mental infanto-juvenil’, organizado por UNIR y la Asociación Española para la Investigación y el Desarrollo de la Terapia Familiar (AEI+DTF).

Con él, se quiere reunir a expertos y profesionales en el campo de la salud mental familiar para debatir y analizar las diversas problemáticas que afectan el bienestar emocional de las familias.

A través de enfoques basados en la práctica clínica de la terapia familiar, la experiencia en los centros educativos y la evidencia científica, se buscarán estrategias de intervención y prevención para la mejora de la salud mental infanto juvenil que sean efectivas.



Source link

Andres Castro

Sumergido en el abrazo apasionado de las palabras, soy Andrés Castro, un Autor Bloguero que teje historias que vibran con la esencia de la vida. Mi travesía en la Universidad Francisco de Vitoria moldeó mi pluma con una paleta de colores ecléctica. Como un cronista moderno, mis escritos surcan desde los campos deportivos hasta los motores rugientes del automovilismo, desde la vanguardia tecnológica hasta el latido constante del mundo de los negocios, y desde las raíces culturales hasta los horizontes de la creatividad. Cada palabra es un pincelazo de autenticidad, tejido con el hilo de la transparencia. Únete a mí en esta travesía donde las páginas se convierten en lienzos de emoción, donde el deporte comparte espacio con la velocidad, donde los engranajes de la tecnología se conectan con el fluir de los negocios y donde la cultura se despliega como una paleta de colores infinita.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button