Religión y Espiritualidad

Espiritualidad: ¿qué significa “vibrar alto” y cómo hacerlo? – El Comercio Perú


La energía es el combustible esencial que nos permite lograr todo lo que nos proponemos. La es una de las técnicas para atraer lo que deseamos y a ello se le suma la vibración en la que uno se encuentre.

La astróloga Marianella Ruíz, conversó con de El Comercio para explicar de las características que cada signo del zodiaco tiene según se encuentre en su vibración alta o baja.

La vibración alta significa que estamos en nuestro mejor momento, nos sentimos bien y con suerte. Estamos en una buena racha, porque nuestros pensamientos están creando una vibración que busca y coincide sólo con frecuencias similares”, explica Ruíz.

“En cambio, cuando nos encontramos en una vibración baja comienzan nuestros problemas. Nos sentimos mal, en una mala racha, con mala suerte y parece que nada nos va a sacar de allí”, añade Ruíz.

Los signos zodiacales en sus etapas de vibración alta y baja

Aries:

En vibración alta: Son aguerridos, buscan ir en marcha hacia adelante sin temor.

En vibración baja: Se caracterizan por ser muy temerosos.

Tauro:

En vibración alta: Es una persona que se muestra muy protectora con aquello que posee.

En vibración baja: No quiere que se produzcan nuevos cambios, prefiere la estabilidad ante todo.

Géminis:

En vibración alta: Es bastante comunicativo, impulsa al intelecto. Se siente muy a gusto en compañía de otras personas. Tiene el don de saber relacionarse sin ningún tipo de problemas.

En vibración baja: Es sumamente cambiante, es inestable.

Cáncer:

En vibración alta: Son personas que demuestran cobijo y protección. Su excesiva sensibilidad hace que necesite de gente que le ofrezca seguridad.

En vibración baja: Es muy desconfiado y puede llegar a cerrarse ante desconocidos, siendo miedoso y distante.

Leo:

En vibración alta: Da mucha energía y vitalidad. Tiene una identidad bien definida y separada del resto.

En vibración baja: Existe el deseo de ser siempre el centro de atención.

Virgo:

En vibración alta: Pueden ser muy comprensivos y saben escuchar.

En vibración baja: Pueden llegar a obsesionarse con las cosas y también en el detalle.

Libra:

En vibración alta: Son personas que tienen un gran instinto, siempre tratan de rescatar lo más positivo de las situaciones y buscan vivir en armonía.

En vibración baja: Pueden ser muy vanidosas y caer en las tendencia solo por mantenerse al corriente. Les falta autoridad.

Escorpio:

En vibración alta: Nos aportan muchísima intensidad emocional, tienen una pasión por la vida y por lo que hacen. Son resilientes y extra sensoriales.

En vibración baja: Tienden a ser muy absorbentes, muy celosos y a veces manipuladores.

Sagitario:

En vibración alta: Es muy inteligente, alegre, optimista y entusiasta al cambio.

En vibración baja: Es incoherente, a veces descuidado y muy desordenado.

Capricornio:

En vibración alta: Nos enseña que debemos trabajar muchísimo para lograr las metas. Es súper estructurado y ordenado.

En vibración baja: Suelen ser un poco inflexibles y rígidos, a veces tienen demasiada visión. Está bien tener ambición, pero nunca en extremo.

Acuario:

En vibración alta: Ellos nos enseñan de lealtad, amistad, solidaridad, y libertad.

En vibración baja: Son libertinos, desordenados y muy acelerados. Se precipitan a asumir lo que aún no ha ocurrido.

Piscis:

En vibración alta: Son espirituales, sanadores, aportan mucha serenidad y paz.

En vibración baja: Son un poco confusos con lo que dicen, se ilusionan rápido y tienen cierta tendencia a idealizar situaciones. Se vuelven muy fanáticos de algo que no es tan importante.



Source link

Javier Ortiz

Navegando entre las corrientes de la información con pasión y destreza, soy Javier Ortiz, un Experto en Artículos Web que teje palabras con la intensidad de un golazo en el último minuto. Mi paso por la Universidad Antonio de Nebrija templó mi pluma con el calor del conocimiento. Como un cronista de la vida moderna, mis escritos surcan desde los campos de fútbol hasta los extremos del deporte, desde los engranajes de la economía hasta los laberintos de la política, y desde los misterios de la religión hasta las alturas de la espiritualidad. Cada palabra es un punto en la red, tejido con la fibra de la autenticidad. Únete a mí en este viaje donde las letras se convierten en senderos de emoción, donde el fútbol comparte espacio con la adrenalina, donde el motor económico se conecta con el engranaje político y donde la esencia humana encuentra su refugio en el vasto mar de la espiritualidad.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button