Deportes Extremos

Transbordadores Espaciales de la NASA: Historia, Misiones y … – Transponder 1200 | Noticias de Aviación


Tiempo de lectura: 5 minutos

El programa del transbordador espacial, también conocido como el Space Shuttle, fue una de las empresas más ambiciosas y significativas de la historia de la exploración espacial. A continuación, repasamos su historia, sus misiones y los objetivos que se propuso alcanzar.

Antecedentes e Inspiración

Desde el inicio de la exploración espacial, el sueño fue contar con un vehículo reutilizable que pudiera viajar al espacio y regresar a la Tierra. La idea era reducir costos y acelerar la cadencia de lanzamientos. En la década de 1960, la La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), comenzó a esbozar conceptos de lo que eventualmente se convertiría en el Transbordador Espacial.

Diseño y Desarrollo

A fines de la década de 1960 y principios de la de 1970, la NASA buscó alternativas para seguir con la exploración espacial después del programa Apollo. Se buscaba un sistema que fuera más económico y flexible que los cohetes desechables. La idea de un vehículo reutilizable que pudiera transportar astronautas y carga a la órbita terrestre y regresar de manera segura a la Tierra tomó forma.

Con los diseños finalizados, se pasó a la fase de construcción. El primero en ser construido fue el Enterprise, utilizado principalmente para pruebas de vuelo atmosférico y no para vuelos espaciales. Siguiendo al Enterprise, se construyeron los orbitadores Columbia, Challenger, Discovery, Atlantis y Endeavour.

Durante el desarrollo, se realizaron pruebas de vuelo para validar el diseño. El Enterprise jugó un papel crucial en las pruebas de acercamiento y aterrizaje en 1977, validando la capacidad del transbordador para volver y aterrizar como un planeador.

El diseño final del transbordador espacial consistía en un orbitador reutilizable con alas, dos cohetes sólidos reutilizables y un tanque de combustible externo desechable. La propuesta era que, después del lanzamiento, los cohetes se separarían y regresarían a la Tierra para ser reutilizados, mientras que el orbitador permanecería en el espacio.

Ficha Técnica: Transbordador Espacial (Space Shuttle)

  • Nombre del Programa: Space Shuttle (Transbordador Espacial)
  • Operador: NASA
  • Duración del Programa: Desde 1972 (inicio del desarrollo) hasta 2011
  • Número de Misiones: 135
  • Vehículos Orbitadores: Columbia, Challenger, Discovery, Atlantis, Endeavour (y Enterprise para pruebas)

Características del Orbitador:

  • Longitud: 37,2 m
  • Envergadura del ala: 23,7 m
  • Altura: 17,3 m (en posición de aterrizaje)
  • Masa vacía: Aproximadamente 78.000 kg
  • Masa al lanzamiento: Aproximadamente 2.030.000 kg (incluyendo cohetes y tanque externo)
  • Capacidad de carga: 24.400 kg (a órbita baja terrestre)
  • Tripulación: De 2 a 7 astronautas, dependiendo de la misión
  • Vida útil: Diseñado para 100 vuelos por vehículo

Sistema de Propulsión:

  • Motores principales (SSME): 3 motores RS-25 alimentados por hidrógeno y oxígeno líquido del tanque externo
  • Empuje por motor: Aproximadamente 1,8 MN (al nivel del mar)
  • Cohetes propulsores sólidos: 2, reutilizables tras recuperación en el océano
  • Empuje de cohetes propulsores: Aproximadamente 12,5 MN (cada uno al despegue)

Rendimiento:

  • Velocidad máxima: 28.160 km/h (órbita baja terrestre)
  • Altitud máxima: Aproximadamente 643 km (varía según la misión)

Sistemas de reentrada y aterrizaje:

  • Protección térmica: Losetas térmicas y mantas aislantes distribuidas en la superficie del orbitador
  • Tipo de aterrizaje: Horizontal, en pista, similar a un avión
  • Ruedas: Tren de aterrizaje triciclo, con dos ruedas principales y una de nariz

Esta ficha técnica proporciona una visión generalizada de los transbordadores espaciales. Cada orbitador individual puede haber tenido ligeras variaciones y mejoras a lo largo de su vida útil.

Misiones y Objetivos

Misiones de Test: La primera misión, STS-1, tuvo lugar en 1981 con el transbordador Columbia. Esta misión probó la viabilidad del vehículo en vuelo y reentrada.

Construcción de la ISS: Uno de los principales roles del transbordador fue participar en la construcción de la Estación Espacial Internacional, llevando módulos y otros equipos necesarios.

Mantenimiento del Hubble: El telescopio espacial Hubble fue lanzado y posteriormente mantenido y reparado utilizando el transbordador espacial.

Investigación Científica: Los transbordadores permitieron llevar laboratorios al espacio, como el Spacelab, donde los astronautas realizaban experimentos en microgravedad.

Despliegue de Satélites: Muchos satélites fueron lanzados desde el transbordador, incluyendo satélites de comunicaciones y observación.

Mira el aterrizaje del Discovery y Endeavour

  • NOTA: Si no puedes ver el video, da click aquí.

Flota de Transbordadores

  1. Columbia (1981-2003)
  2. Challenger (1983-1986)
  3. Discovery (1984-2011)
  4. Atlantis (1985-2011)
  5. Endeavour (1992-2011)

Desastres del Transbordador Espacial

Challenger, 1986: El 28 de enero de 1986, el mundo observó con horror cómo el transbordador espacial Challenger de la NASA se desintegró a los 73 segundos de su lanzamiento desde el Centro Espacial Kennedy en Florida. Todos los siete miembros de la tripulación perdieron la vida. Entre ellos estaba Christa McAuliffe, una maestra de escuela que iba a ser la primera ciudadana “común” en viajar al espacio. 

La tragedia del Challenger condujo a una pausa de 32 meses en el programa del transbordador espacial mientras se investigaban las causas y se implementaban cambios. Además de las modificaciones técnicas, el desastre llevó a revisiones en la gestión de la NASA y en sus procedimientos de toma de decisiones.

Columbia, 2003: El 1 de febrero de 2003, el transbordador espacial Columbia de la NASA se desintegró durante su reentrada a la atmósfera terrestre, causando la trágica muerte de los siete astronautas a bordo. La misión STS-107, que había comenzado el 16 de enero de ese mismo año, parecía haber transcurrido sin incidentes hasta ese fatal momento.

La investigación posterior reveló que, durante el lanzamiento del Columbia, un trozo de espuma aislante del tanque externo se había desprendido, impactando y dañando el borde delantero del ala izquierda del orbitador. Este daño comprometió la integridad del sistema de protección térmica del Columbia, lo que permitió que el calor intenso de la reentrada penetrase en la estructura del ala, llevando a su desintegración y, en última instancia, a la pérdida del vehículo.

Retiro y Legado

Después de que se retiraran del servicio, los orbitadores del programa del transbordador espacial fueron enviados a varios museos y centros de Estados Unidos para su exhibición y preservación. Aquí te detallamos el destino final de cada uno de ellos:

  • Space Shuttle Atlantis: Quedó en el Centro Espacial Kennedy, en Florida. Se encuentra en exhibición en el Kennedy Space Center Visitor Complex. La Atlantis se exhibe en una orientación inclinada, dando la impresión de estar en el espacio, y los visitantes pueden caminar alrededor y debajo de ella.
  • Space Shuttle Endeavour: Fue trasladado al California Science Center en Los Ángeles, California. La Endeavour tuvo un recorrido espectacular por las calles de Los Ángeles antes de su instalación final en el museo.
  • Space Shuttle Discovery: Se encuentra en el Steven F. Udvar-Hazy Center, una extensión del National Air and Space Museum del Smithsonian en Chantilly, Virginia. La Discovery reemplazó al Enterprise (que nunca voló al espacio pero fue crucial para las pruebas de vuelo atmosférico).
  • Space Shuttle Enterprise: Originalmente en exhibición en el Udvar-Hazy Center, fue trasladado al Intrepid Sea, Air & Space Museum en Nueva York después de la llegada de la Discovery al Udvar-Hazy Center. Aunque la Enterprise nunca realizó un vuelo espacial, sí fue esencial en las pruebas de vuelo del diseño del transbordador.
  • Space Shuttle Challenger y Space Shuttle Columbia: Ambos orbitadores se perdieron en desastres que resultaron en la trágica pérdida de sus tripulaciones. Las piezas recuperadas de ambos orbitadores se encuentran almacenadas en silos de misiles intercontinentales no utilizados en el Launch Complex 31 del Centro Espacial Kennedy, lejos de la vista del público, en respeto y memoria de las tripulaciones perdidas.

Además de los orbitadores, diversos componentes y artefactos del programa del transbordador espacial se encuentran en exhibición en distintos museos y centros de visitantes en todo Estados Unidos. Estas exhibiciones sirven como un tributo a las décadas de servicio del transbordador espacial y a las contribuciones que hizo al progreso de la exploración y la ciencia espacial.

Cerrando un ciclo en la lucha por la conquista del espacio

El último vuelo de un transbordador espacial fue realizado por Atlantis en 2011, marcando el fin de una era en la exploración espacial. A pesar de los desastres y desafíos, el programa del transbordador espacial dejó un legado duradero en la tecnología, la investigación y la cooperación internacional en el espacio.

sas

El programa del transbordador espacial representó un paso significativo en la exploración y utilización del espacio. A través de sus misiones, logró objetivos científicos, técnicos y diplomáticos, expandiendo nuestra comprensión del universo y nuestra habilidad para trabajar en el espacio. A pesar de su retiro, el espíritu y las lecciones del programa continúan influyendo en las misiones espaciales actuales y futuras.

  • author's avatar

    By: Roberto Mtz Armendáriz

    Periodista independiente con más de 10 años de experiencia en los medios de comunicación. Ha participado en varios proyectos de casas radiodifusoras como titular de noticieros en FM (Grupo Radiorama) y ha sido Jefe de Información de varios periódicos mexicanos. También, es Piloto Aviador Privado y Oficial de Operaciones de Aeronaves.

    Ciudad de México.

  • author's avatar





Source link

Javier Ortiz

Navegando entre las corrientes de la información con pasión y destreza, soy Javier Ortiz, un Experto en Artículos Web que teje palabras con la intensidad de un golazo en el último minuto. Mi paso por la Universidad Antonio de Nebrija templó mi pluma con el calor del conocimiento. Como un cronista de la vida moderna, mis escritos surcan desde los campos de fútbol hasta los extremos del deporte, desde los engranajes de la economía hasta los laberintos de la política, y desde los misterios de la religión hasta las alturas de la espiritualidad. Cada palabra es un punto en la red, tejido con la fibra de la autenticidad. Únete a mí en este viaje donde las letras se convierten en senderos de emoción, donde el fútbol comparte espacio con la adrenalina, donde el motor económico se conecta con el engranaje político y donde la esencia humana encuentra su refugio en el vasto mar de la espiritualidad.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button