Medio ambiente

Pactos históricos para la sostenibilidad del planeta Tierra | CMKX Radio Bayamo – Radio Bayamo, Español



La Habana-. El 2023 fue un año complicado para el planeta Tierra: padeció un calor sin precedentes, la naturaleza continuó su precipitado deterioro y la contaminación siguió cobrando millones de vidas.

Sin embargo, a pesar de todo, hay motivos suficientes para albergar esperanzas, aseguran quienes están en la primera línea de los esfuerzos por crear un mundo más sostenible.

Este año que culmina los países se unieron de una forma sin precedentes para hacer frente a la triple crisis planetaria del cambio climático, la pérdida de naturaleza y biodiversidad, y la contaminación y los desechos.

Dicho multilateralismo ambiental dio lugar a pactos históricos para poner fin a la contaminación química y alejar al mundo de los combustibles fósiles, entre otros muchos hitos, los cuales contaron con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).

Fueron varios los acontecimientos destacados del último año en materia de medio ambiente con implicaciones trascendentales para el futuro del planeta: un estudio reveló que la capa de ozono está en vías de recuperarse en las próximas cuatro décadas, según concluyó un informe elaborado por organizaciones científicas, entre ellas el Pnuma. La capa de ozono, que protege a la Tierra de la radiación ultravioleta, va camino de recuperarse en los próximos 40 años, según un informe elaborado por varias organizaciones científicas, entre ellas el Pnuma.

De acuerdo con la Evaluación científica del agotamiento del ozono 2022, el escudo solar del planeta podría alcanzar los valores de 1980 sobre la Antártida en 2066 y sobre el Ártico en 2045. Otro importante reto fue el Desafío del agua dulce, cuyo objetivo es salvaguardar y recuperar 300 mil kilómetros de ríos y 350 millones de hectáreas de humedales de todo el mundo para 2030, en lo que constituye el mayor esfuerzo de restauración de humedales y ríos de la historia.

Unos 43 países se sumaron a la iniciativa en 2023, muchos de ellos en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP28), cuya presidencia citó el Desafío del Agua Dulce como uno de los principales resultados de la cumbre.

Tales fuentes hidrográficas están sometidas a una presión cada vez mayor debido al cambio climático, la contaminación y otros factores de estrés, que en los últimos 50 años generaron la pérdida de un tercio de los humedales del planeta, mientras que los ríos y lagos son los ecosistemas más degradados del mundo.

Este año el Día Mundial del Medio Ambiente, celebrado el 5 de junio, mostró al mundo la magnitud de la crisis de la contaminación por plásticos, al tiempo que puso de relieve un gran número de posibles soluciones.

El país anfitrión de la efeméride, Costa de Marfil, presentó un nuevo código medioambiental para luchar contra la contaminación por plásticos, y la República de Kirguistán anunció que empezaría a abandonar algunos productos plásticos.

La jornada acaparó la atención mundial: el hashtag de la campaña fue la primera tendencia en Twitter y el contenido relacionado se vio más de 300 millones de veces en las redes sociales.

También este año el Comité Intergubernamental de Negociación sobre la Contaminación por Plásticos publicó un borrador preliminar de un instrumento mundial jurídicamente vinculante para acabar con ese fenómeno, un nuevo esfuerzo por concluir un acuerdo a escala planetaria para finales de 2024.

Cada año, la humanidad produce alrededor de 430 millones de toneladas métricas de plástico (aproximadamente el mismo peso que 71 millones de elefantes africanos) y gran parte de esa cantidad está contenida en artículos de un solo uso , que rápidamente se convierten en residuos, contaminando la tierra, el mar y el aire.

Muy ligado a ese tema estuvo el histórico tratado de altamar, un salvavidas a la biodiversidad marina adoptado por Naciones Unidas para ampliar, por primera vez, la protección del medio ambiente a dos tercios de las zonas marinas situadas fuera de las jurisdicciones nacionales.

Se trata de un marco actualizado a la Convención sobre el Derecho del Mar que entró en vigor en 1994. Los océanos del mundo, que desempeñan un papel vital en todos los ámbitos, desde la economía mundial hasta la regulación del clima, sufren las consecuencias del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación.

Durante este año el mundo acordó el Marco Mundial sobre Productos Químicos, un pacto histórico para proteger a las personas y el medio ambiente de la contaminación química, que se calcula causa dos millones de muertes al año.

El acuerdo incluye 28 objetivos que, entre otras cosas, exigen la eliminación progresiva de los plaguicidas altamente peligrosos y la represión del tráfico de sustancias químicas ilegales, en tanto reconoce a la contaminación y los desechos como la crisis mundial que realmente es, poniéndola al mismo nivel del cambio climático y la pérdida de la naturaleza.

Ya casi al terminar el presente año la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP28) llegó a su fin con una declaración histórica: los negociadores decidieron intensificar la acción climática antes del final de la década (2020-2030) con el objetivo primordial de mantener el límite de temperatura global de 1,5 grados Celsius.

Aunque la directora ejecutiva del Pnuma, Inger Andersen afirmó que el acuerdo «no es perfecto», expresó optimismo al asegurar que “el mundo ya no niega que los seres humanos tengamos una adicción nociva a los combustibles fósiles. Sabemos lo que hay que hacer».

Por último, en la COP28 se puso en marcha el Fondo de Pérdidas y Daños, que ayudará a las comunidades vulnerables al clima de los países en desarrollo a hacer frente a las consecuencias del cambio climático.





Source link

Miguel Romero

Sumergido en el río de palabras y pasión, soy Miguel Romero, un Virtuoso de la Escritura Digital que transforma letras en melodías de conocimiento. Mi paso por la Universidad Pablo de Olavide sintonizó mi pluma con la sinfonía del aprendizaje. Como un maestro de las letras, mis escritos se deslizan desde las pistas atléticas hasta los encordados de los deportes de combate, desde las aulas de educación hasta los ecosistemas del medio ambiente y desde los senderos del turismo hasta las maravillas del viaje. Cada palabra es una nota que resuena con autenticidad, tejida con el hilo de la transparencia. Únete a mí en este viaje donde las páginas se convierten en escenarios de emoción, donde la velocidad de los deportes se fusiona con la pasión de la lucha, donde el saber florece en el entorno educativo y donde la naturaleza nos llama a explorar, empaparnos y preservar.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button