Negocios

Bancos, un escalón hacia el emprendedurismo juvenil – Ahora El Pueblo


Hace algunos años, Ramiro López, un ciudadano paceño, acababa de concluir sus estudios en la Academia de Bellas Artes, donde tuvo sus primeros acercamientos con el tallado y ensamblaje de maderas.

La Paz, 31 de diciembre de 2023 (AEP).– Salió con muchas ganas de poner en práctica todo lo que había aprendido y decidió instalar su primer taller debajo de los escalones de su casa, un espacio de menos de dos metros donde no cabían sus sueños ni sus metas. Es así que, por recomendación de una persona, decidió recurrir a una entidad bancaria en busca de que le financien sus sueños. En esa oportunidad acudió al Banco de Desarrollo Productivo (BDP).

“Con algo de incertidumbre porque el sistema financiero era nuevo para mí, pero yo estaba seguro de que tenía una buena idea, de utilizar madera reciclada. Para ello pasé algunos cursos de carpintería básica porque no se trataba solo de tallar, sino de hacer ensambles de figuras de diferentes tonos para generar un producto”, narra Ramiro.

Productos pensados en los jóvenes
Desde 2015, el Banco de Desarrollo Productivo se convirtió en un banco de primer piso que otorga financiamiento directo a este tipo de emprendimientos. Establece como prioridad los sectores vulnerables como las mujeres jóvenes y personas en el área rural que usualmente están con escaso acceso al sistema financiero.

“Nosotros consideramos que los jóvenes, en particular, es un sector muy importante. Por ello, generamos financiamiento a este sector a través del emprendedurismo, ya que vemos que para muchos jóvenes es difícil conseguir trabajo en el sector público o privado”, explica el gerente general del BDP, Ariel Zabala.
Esta entidad financiera apoya a los jóvenes y a sus ideas a través del Fondo Capital Semilla, un producto denominado Soy Joven BDP, para financiar a jóvenes en el sector productivo, que abarca también préstamos para el campo agrícola, con el fin de contribuir con las metas de este sector, pero también con la seguridad alimentaria del país. cuando en realidad son el presente y lo demuestran día a día.

El banco creó, entonces, un producto denominado Soy Joven BDP, para financiar a jóvenes en el sector productivo, que abarca también préstamos para el campo agrícola, con el fin de contribuir con las metas de este sector, pero también con la seguridad alimentaria del país.

Emprendurismo 2 3112

“Se creó, además, el BDP LAB, que se encarga de hacer mentorías con los jóvenes para coadyuvar en la elaboración de planes de negocio, para que tengan un documento técnico, teórico y práctico, y saber qué resultará de su emprendimiento”, precisa Zabala. Este proyecto requiere que el o la joven tenga una idea de emprendimiento, luego se busca un mentor al que le explique su iniciativa y este le brinde alguna metodología de lo que debe tener su plan de negocio, y, con determinadas herramientas, este elabora un plan de negocio estratégico, acorde a las necesidades individuales, para así reducir el porcentaje de riesgos.

El BDP trabaja de esta manera con jóvenes de La Paz, El Alto, Oruro, Potosí, Sucre, Cochabamba, Santa Cruz, Tarija y Cobija. “Actualmente, dentro del Banco de Desarrollo Productivo tenemos más de 54.232 clientes, con una cartera que representa 3.798 millones de bolivianos, en la que el 23,61 por ciento está en un rango de edad de 18 a 30 años. Son aproximadamente 12.805 clientes que son jóvenes, con una cartera de 532 millones de bolivianos”,especifica Zabala.

Emprendurismo 3 3112

Jaquelin León accedió al sistema financiero cuando aún estaba en colegio. Ella participó en un sistema de financiamiento grupal con otras mujeres de su barrio a través de Diaconía. “En realidad, el dinero era para mi mamá, pero unos meses después tuvo un problema de salud y tuvo que irse a otro departamento para que la internen. Me quedé con la deuda en mi espalda y no sabía cómo cancelarla. Decidí, junto con unas amigas, vender sándwiches en los escalones que unen la calle México con El Prado”, cuenta. Ella logró pagar el restante de la deuda y, al contrario de lo que imaginó mucha gente, una vez concluido el pago, no se alejó de los bancos, solicitó otro financiamiento para comprar un horno y hacer empanadas.

Con parte de este nuevo monto se pagó unos cursos de repostería y decidió montar su emprendimiento en la zona Mercedario, de la ciudad de El Alto. “No fue fácil, pero subí escalones con cada financiamiento y refinanciamiento para poder generar un negocio propio y que me genere utilidades, ahora puedo acceder a montos mucho mayores, pero mi negocio va bien porque contraté un par de personas que me ayudan”, añade. Recientemente, la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero realizó la Encuesta Nacional de Servicios Financieros (ENFS) 2023, destinada principalmente a los jóvenes.

“Mediante el Decreto Supremo 4887, de 8 de marzo de este año, se declaró el 2023 como el Año de la Juventud hacia el Bicentenario, y el establecimiento de acciones que contribuyan a una participación activa de los jóvenes. En tal contexto, la ENFS 2023 incluyó preguntas orientadas a conocer las necesidades financieras específicas de los jóvenes, grupo etario poblacional muy relevante en el país”, señala la directora de la ASFI, Ivette Espinoza.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), las personas jóvenes, de 18 a 28 años de edad, constituyen el 30% del total de la población, aspecto que se ve reflejado en la versión presencial la ENSF 2023, en la que se contó con un 28% de participación. Los jóvenes constituyen un segmento de suma importancia para el sistema bancario, muestra de ello es la cantidad de productos financieros con ese sello.

Emprendurismo 4 3112

El Banco FIE, por ejemplo, en una primera instancia ofrece para este sector todo lo referido a educación financiera, incluye en este ámbito programas, cartillas, simuladores, tutoriales, sistemas de explicación y un área en la que se da la oportunidad de lograr una mejor comprensión de los contratos financieros. Pero, además, tiene un producto de financiamiento denominado crédito educativo, que con pocos requisitos posibilita a los jóvenes fortalecer sus estudios académicos para promover su calidad de vida, pero también su aporte al desarrollo del país.

Por su parte, el Banco Unión, también enfocado en la juventud, creó el Capital de Inversión, que son créditos destinados a financiar los requerimientos de inversión, tales como compra o ampliación de infraestructura, adquisición de nueva tecnología en cuanto a maquinaria y equipamiento. Son montos en bolivianos a corto plazo y en algunos casos se otorga un periodo de gracia. Lo destacable es que también les ofrecen un asesoramiento integral.

Emprendurismo 5 3112

El Banco Nacional de Bolivia también destinó un producto denominado Caja de Ahorros Banca Joven, que permite realizar depósitos y retiros de dinero, cuyos saldos devengan intereses diarios, los cuales son capitalizados mensualmente. Dicho producto está dirigido a personas naturales del segmento joven, de entre 18 y 35 años.

El Banco Económico desarrolló también la Cuenta Crecer, que es una caja de ahorro pensada en los menores de la casa, dirigida a niños y jóvenes de 0 a 17 años de edad. Esta cuenta tiene la finalidad de incentivar el ahorro en los más pequeños y promover la buena administración de las finanzas en los jóvenes.El Banco Bisa también presentó el Bisa Junior, una cuenta creada con el objetivo de incentivar y generar la cultura del ahorro en los niños y adolescentes entre 0 y 17 años de edad, con destino a estudios actuales y futuros, u otras necesidades.

Según la ASFI, en el marco de la Función Social de los Servicios Financieros establecida en la Ley 393, de Servicios Financieros, los Bancos Múltiples y Bancos pyme destinaron el 6% de sus utilidades netas obtenidas en2022 para función social, recursos con los que se constituyó el Fondo de Crédito de Apoyo a la Juventud (Focrea) y su reglamento, el cual tiene el propósito de otorgar financiamiento a emprendimientos, educación de manera total o parcial para jóvenes entre 18 y 28 años de edad, a objeto de mejorar su futura condición de vida.

No obstante, la mayoría de estas entidades financieras destinan gran parte de sus recursos para créditos de emprendimientos propios, que en su mayoría surgen de una idea de los jóvenes que, como se señaló, representan el 30% de la población.

Los emprendimientos son prioridad

Gran parte de este porcentaje de la población juvenil muestra una inclinación por emprendimientos propios, especialmente en manufacturas y en el sector agrícola.

De acuerdo con la base de datos de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), en la clasificación de la cartera bancaria a nivel nacional por actividad económica, se tiene que para la actividad manufacturera en 2020 se destinaron $us 4.414 millones; en 2021, el monto se elevó a $us 4.739 millones; en 2022 se aumentó a $us 5.130 millones; y a septiembre de este 2023 se tiene $us 5.006 millones.

Ramiro forma parte de estas cifras, a través de su viaje con los financiamientos bancarios y refinanciamientos logró edificar un taller propio en el segundo piso de su casa, en la avenida Entre Ríos de la zona El Tejar de La Paz. No le costó mucho trasladar sus cosas desde la parte inferior de los escalones para subir al progreso, a sus nuevas instalaciones donde ahora está su empresa “Pintudos o Nada”. Además, ahora tuvo la posibilidad de dar empleo a otras personas para cumplir con la alta demanda de sus trabajos.

Así como Jaquelin y Ramiro, el país en su conjunto está subiendo esos escalones en la productividad. Con relación a ello, el viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco, informó que Bolivia proyecta cerrar 2023 con más de $us 10.000 millones en exportaciones. Afirmó que este año se tuvo un buen desempeño en este ámbito. “Tuvimos excelentes niveles de exportación. Seguramente vamos a superar los 10.000 millones de dólares de exportaciones hasta fin de año”, precisó la autoridad. Blanco sostuvo que de enero a septiembre de esta gestión se superaron los $us 8.340 millones en exportaciones.

Manifestó que se puede evidenciar que hay un cambio en la matriz productiva en el país con relación a 2014. “Un 52 por ciento de estos 8.340 millones de dólares corresponde a manufacturas. Hemos invertido la matriz productiva. En 2014, el Gobierno reportaba que el 51 por ciento de las exportaciones provenía del gas”, dijo. Para Blanco, estas cifras significan mayores oportunidades económicas para la población porque a través de las manufacturas las empresas crean empleo y dan valor agregado a las materias primas. Para estos resultados, el sistema bancario jugó, sin duda, un papel importante, otorgando mayor accesibilidad a los jóvenes a créditos productivos, y contribuyendo con el desarrollo del país en cada escalón hacia el progreso.

Comparta en Redes Sociales





Source link

Andres Castro

Sumergido en el abrazo apasionado de las palabras, soy Andrés Castro, un Autor Bloguero que teje historias que vibran con la esencia de la vida. Mi travesía en la Universidad Francisco de Vitoria moldeó mi pluma con una paleta de colores ecléctica. Como un cronista moderno, mis escritos surcan desde los campos deportivos hasta los motores rugientes del automovilismo, desde la vanguardia tecnológica hasta el latido constante del mundo de los negocios, y desde las raíces culturales hasta los horizontes de la creatividad. Cada palabra es un pincelazo de autenticidad, tejido con el hilo de la transparencia. Únete a mí en esta travesía donde las páginas se convierten en lienzos de emoción, donde el deporte comparte espacio con la velocidad, donde los engranajes de la tecnología se conectan con el fluir de los negocios y donde la cultura se despliega como una paleta de colores infinita.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button