Tecnología

Con éxito concluye el Primer Congreso DO Data Science de Chile – Ciencia en Chile


La segunda jornada del encuentro organizado por Data Observatory, analizó la participación del sector público en el uso de la ciencia de datos para la toma de decisiones, junto a la academia y la industria. El evento incluyó conversatorios sobre data science y cambio climático, así como desarrollo de talento humano femenino.

El Congreso DO Data Science, desarrollado por Data Observatory los días 8 y 9 de noviembre, puso énfasis en la aplicación de la ciencia de datos, ello utilizando información recogida a lo largo del territorio y transversal a distintas disciplinas que estudian los cambios del medioambiente, el comportamiento social, la observación de la Tierra y del universo. Asimismo, analizó el rol colaborativo entre el Estado, la academia y la industria, aprovechando las ventajas del data science y la inteligencia artificial.

Nicole Erhenfeld, subdirectora subrogante de Centros e Investigación Asociativa de la Agencia nacional de Desarrollo e Innovación (ANID), señaló: “En un mundo digitalizado en que cada uno genera y acumula un gran volumen de información a toda velocidad, la ciencia de datos se ha convertido en una herramienta esencial para comprender, predecir y mejorar los procesos humanos”. La ejecutiva destacó el impacto del data science en la astronomía, la medicina y el cambio climático. Y añadió: “El potencial de esta disciplina es difícil de predecir y es transversal, y el rol del Data Observatory es crucial para la investigación, el desarrollo y la transferencia, pilares fundamentales para la economía del futuro”.

Gustavo Durand, líder técnico y arquitecto de Dataverseproyecto de la Universidad de Harvard, comenta que “contamos con más de 100 repositorios de datos abiertos en todo el mundo y dos de ellos están en Chile. Hoy estamos trabajando para expandir el uso de datos abiertos en el globo sur. Esperamos que nuestras conversaciones con Data Observatory permitan usar Dataverse como repositorio para habilitar el acceso a datos. De acuerdo a las normativas de cada país u organización, es posible tener dataverse en una universidad como sucede en Harvard o en un país, como ocurre en Noruega”.

Organizaciones de gobierno y la academia son fuentes protagónicas de datos valiosos gracias a la distribución de sensores que monitorean el territorio, registrando indicadores de interés para diversas disciplinas que habilitan la toma de decisiones en materia de investigación, innovación y políticas públicas.

María Inés Baquet, Líder de Transformación Gubernamental del Sector Público de Amazon Web Services (AWS) para América Latina y El Caribe, analizó el liderazgo de las estrategias digitales en el sector público. En ese sentido, señaló que: “La nube democratiza el acceso a la tecnología, ahorrando en costos y potenciando la seguridad.  En este sentido, según un estudio de 2021, el 75% de las organizaciones tienen a la innovación como una de sus 3 prioridades y se estima que los servicios de nube van a crecer un 30,4%”. Para la expositora, la tecnología de nube permite innovar de manera fácil y rápida, y cometer errores a un bajo costo.

Por su parte, Rafael Mattje, Jefe de Arquitectura de Soluciones del Sector Público de AWS, aseguró que en el futuro próximo “necesitamos modernizar la investigación, ya que en algún minuto necesita escalar y si bien algunas organizaciones tienen centros de datos para hacerlo, también experimentan dificultades al momento de escalar. En la investigación es muy difícil predecir la capacidad de cómputo requerida. Asimismo, los datos son cada vez más complejos de ser analizados y se generan a una velocidad mayor. Iniciativas como Data Observatory permiten preparar datos y disponibilizar su acceso libre”.

Conversatorios sobre cambio climático y talento digital femenino

Indudablemente los datos son necesarios no sólo para planificar estudios, sino también para tomar decisiones y crear nuevas y mejores políticas. Los datos abiertos hoy en día atienden una necesidad actual y urgente como es el cambio climático.

Francisca Muñoz, encargada de datos y cómputos del (CR)2, Research Engineer at Center for Climate and Resilience Research, explicó: “Consumimos muchos datos y producimos otros. El problema es que no hay un protocolo de publicación estandarizado, ya sea para la observación ni para datos georreferenciados de los ministerios. El gran desafío es trabajar con las instituciones y cambiar la cultura para compartir datos e incorporar las tecnologías necesarias. Hoy los datos están desagregados. Las instituciones no conversan entre sí ni tampoco con la academia”.

 

Los expositores coinciden en la necesidad de una integración y estandarización de la data, además de un esfuerzo colectivo por compartir datos debidamente curados. En material de cambio climático, este tipo de información ayudaría a tomar decisiones en medio de situaciones catastróficas, así como también analizar un mismo territorio en un período prolongado.

Cristian Martinez-Villalobos, investigador titular de Data Observatory y académico de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez, señaló: “Soy investigador y también usuario de los repositorios de datos abiertos. Los modelos predictivos nunca deben subestimar la incertidumbre. El clima es un sistema caótico, complejo y tiene incertidumbres. Sólo con datos no hacemos nada si no se convierten en información, y para eso hay que avanzar en la formación de capital humano avanzado capaz de analizarlos y procesarlos, para luego disponerlos de forma sencilla y amigable”.

Gustavo Zurita, Profesor Titular del Departamento de Control de Gestión y Sistemas de Información de la Universidad de Chile, puntualizó en el conversatorio: “Los datos son fundamentales. No hay área del conocimiento que no tenga datos. En lo climático, los datos tienen buenos sistemas predictivos, pero debe mejorar la conexión entre sus fuentes y generar mayor sinergia entre universidades, ministerios y empresas”.

Para lograr el progreso de la ciencia de datos en Chile, es preciso desarrollar nuevo capital humano especializado en herramientas de la inteligencia artificial y el data science, así como contribuir al cierre de brechas de género. De acuerdo con un informe de McKinsey Global Institute, sólo el 15% de las personas que trabajan como data scientist son mujeres. Además, según el Foro Económico Mundial, las mujeres ocupan un 26% de los trabajos en el campo de la IA  y el aprendizaje automático.

Nayat Sánchez-Pi, Directora Ejecutiva y CEO de la Fundación Inria Chile, destacó que “la ciencia de datos es un espacio interdisciplinar en el que se pueden integrar otras áreas del conocimiento. Ejercer el mando es un desafío y aún más en organizaciones relacionadas con ciencias complejas. Siento que este ecosistema exige un doble esfuerzo, sólo por ser mujer, disciplina donde aún es menor la participación de la mujer”.

Riva Quiroga, Software Sustainability Institute Fellow, destacó que las mujeres pierden tiempo significativo y valioso en demostrar que saben, en validarse en sus entornos. Destaca la necesidad de habilitar espacios de participación de más mujeres en ciencias de datos, y añade: “ Es importante generar espacios seguros para compartir los errores, promover la colaboración y la mentoría. También ofrecer nuevos formatos de trabajo que sean compatibles con la crianza”.



Source link

Andres Castro

Sumergido en el abrazo apasionado de las palabras, soy Andrés Castro, un Autor Bloguero que teje historias que vibran con la esencia de la vida. Mi travesía en la Universidad Francisco de Vitoria moldeó mi pluma con una paleta de colores ecléctica. Como un cronista moderno, mis escritos surcan desde los campos deportivos hasta los motores rugientes del automovilismo, desde la vanguardia tecnológica hasta el latido constante del mundo de los negocios, y desde las raíces culturales hasta los horizontes de la creatividad. Cada palabra es un pincelazo de autenticidad, tejido con el hilo de la transparencia. Únete a mí en esta travesía donde las páginas se convierten en lienzos de emoción, donde el deporte comparte espacio con la velocidad, donde los engranajes de la tecnología se conectan con el fluir de los negocios y donde la cultura se despliega como una paleta de colores infinita.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button